Diego Cortés (1976-2015)

Diego Cortés por Nacha Vollenweider

Diego Cortés por Nacha Vollenweider

Este post es el que ninguno de los integrantes del proyecto Palp hubiera imaginado o querido escribir. Nuestro compañero, el enorme Diego Cortés ha muerto. Así nomás, dejándonos sin palabras, a nosotros, que jugamos con ellas todo el tiempo; y sobre todo, privándonos de escucharlas de su boca. Nunca más.

No se nos ocurren ahora grandes versos para su despedida. Nos hubiera gustado poder hacerlo con algo a la altura de su mérito. Escribir como Auden “Parad los relojes” o como Benedetti “Consternados, rabiosos…”, Pero no podemos.

Esta mañana, todavía desconcertado le pregunté a Guillermo Bawden que debía poner en esta especie de homenaje, y todo lo que me dijo fue “poné lo grosso que era”. Y eso no es poca cosa, porque Diego era esa clase de persona que siendo grande, era afable. Nos deja su trabajo como escritor y editor. Pero eso no nos consuela.

Chau Diego, te vamos a extrañar.

Anuncios

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s