Bandera roja (29)

Media hora después de haber matado al kappa sentí el ruido de un auto. Me escondí detrás de un kiosko y vi bajar dos personas sin uniformes. O eran curiosos que escucharon los disparos o eran de alguna fuerza especial. El más flaco de los dos me pareció conocido así que traté de acercarme un poco más para verlo mejor. Cuando se agachó sobre la baba que dejó el kappa, hizo un gesto que me permitió reconocerlo: era Sanchez. La delicadeza con la que manipulaba los guantes y tomaba muestras demostraba tanto su prolijidad como el gusto por su trabajo.

Aún sabiendo que era un mercenario inmoral, Sanchez me caía simpático. Había algo en sus maneras, algo artísticas, que lo hacían fascinante. Me pareció oportuno cambiar de estrategia y  abordarlo. Salí a cruzarlo, sin esconderme, pero sin brusquedades.

—Buenas noches Sanchez. Espero que le haya gustado mi invitación.

El agente que estaba con él me apuntó, pero Sanchez le indicó con una seña que bajara la pistola. Se sacó los guantes y me miró. Tenía un aspecto cansado. Esperó a que estuviera cerca de él para contestarme:

—Si quería conversar podía buscarme en el mercado. No hace falta que me haga trabajar horas extra.

Se apartó un poco y le dijo al agente que volviera al auto. Después caminó un poco por el borde del lago. Me miró sin ninguna emoción en particular. Por un instante pensé que era un amigo hasta que volví a escuchar su voz; —sígame— y lo seguí.

Durante unos minutos se limitó a mirarse los guantes sin decir nada. Cuando tomé la decisión de hablar, él se me adelantó.

—Y bien, ¿tomó alguna decisión?

—¿Sobre qué?

—Sobre cual es el bando que le conviene.

—Esto no es una cuestión de conveniencia.

—Perdón, ¿usted lucha por la humanidad?

Se detuvo a mirarme un momento hasta que volvió a hablar.

—¿Usted es ingenuo, cínico o solamente estúpido?

—Cuidado Sanchez. Yo a usted no lo ofendo. Además estoy armado.

—Yo también, así que no me venga con pavadas. Ya sabe que acá se es lobo o se es comida.

—Homo hominis lupus.

—Dígalo como quiera. Yo peleo por un bien mayor: el bienestar que me da el dinero. Y usted está en esto por atolondrado, para salir del aburrimiento, o a lo mejor para impresionar a la marimacho de la Cinemateca. No me va a hacer creer que quiere un mundo mejor.

—Usted no me conoce Sanchez.

—Más de lo que usted cree. No es distinto de los cientos de personas que alguna vez tuve que disolver o enterrar.

Me detuve un momento y lo dejé adelantarse. ¿Que me había querido decir? Recordé que antes de hacerme escapar a Alta Gracia, Tanaka me había dicho que sabía lo que había pasado en la casona por un contacto en las Brigadas de Limpieza. ¿Estaba delante de un doble agente? Por otra parte, si le disparaba ahora lo mataba seguro y escapaba. Sanchez se dio cuenta de mis intenciones.

—Si lucha por un mundo mejor, ¿por qué no me disparó todavía?

—No sería honroso matarlo por la espalda.

—Buena excusa, pero no le creo.  ¿Para que montó esta escena? ¿Por qué se quedó a esperar después de matar al kappa?

—Necesito un contacto distinto de Sanzio para  llegar hasta la junta.

—¿Y pensó que armando un escándalo podía atrapar algún agente que lo lleve a las autoridades? ¿Eso es un plan?

Sanchez se había dado cuenta de que estaba improvisando.

—¿Para qué quiere ver a la Junta? ¿Para preguntarle a sus amigos por qué lo abandonaron? ¿Por qué se alían con los que antes eran enemigos? Usted es más imbécil de lo que pensaba. Realmente cree tener una misión. Hágase un favor, salga de la clandestinidad, finja amnesia, y después disfrute el papel de héroe antes de que alguien lo apuñale por la espalda. Buenas noches.

Guardó los guantes en un bolsillo y se fue hacia donde estaba el otro agente y el auto. Empezaba a clarear. Volví por el camino y pisé el charco que había dejado el kappa. Lo había matado en un intento de moverme hacia adelante, y sin embargo me sentía igual de empantanado que antes. Volví al hotel pateando tachos de basura como si fuera un adolescente

_______

Ir a episodio:

Siguiente
Anterior
Inicial (01)

Ver listado

Anuncios

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s